Nuestra historia

¿Recuerdas cuál era tu prenda favorita cuando eras pequeño? Esa prenda que te hubieras puesto todos los días y que no sabes cómo tu madre se apañó para deshacerse de ella sin que te dieras cuenta…

¿Recuerdas cómo te sentías cada vez que te la ponías? Tenía algo especial y así te hacía sentir.
La prenda favorita de Inés, la diseñadora de Búho, era una camisa de cuadros tipo leñador que sus padres le trajeron de Canadá. Una camisa sencilla, cómoda, pero con un toque diferente.

Búho nació el día en que la vocación e instinto de Inés se unieron. Vocación alimentada con años de formación y una intensa trayectoria profesional.
El instinto llegó con Marc y Chloé, dos pedacitos de Inés que le iluminaron el camino que debía seguir sin lugar a dudas.

Y así empezó a diseñar para los niños, para que sintieran que su camisa, su pantalón, su vestido, fueran especiales y únicos, como esa camisa de cuadros con la que ella se sentía tan a gusto.

Búho es colores llenos de matices, estampados exclusivos, tejidos suaves y cuidados. Ropa de aire desenfadado, de líneas sencillas pero estudiadas, con un toque cálido y personal para que los niños disfruten de su ropa, sin renunciar a la comodidad.
Y así, si algún día les preguntan, ¿Recuerdas cuál era tu prenda favorita? su respuesta será: Búho.

Nuestra-Historia
Colours-that-inspire
Nuestra-calidad

Nuestra calidad

Detrás de ese tacto tan dulce y amoroso, se hayan muchos esfuerzos que hacen de Búho una marca que vela por la calidad de todas sus prendas.

Los tejidos e hilaturas vienen principalmente de Francia, España e Italia, ya que la calidad de las materias primas es una parte fundamental para la marca. Complejas técnicas de lavado y tintado consiguen desvelar colores singulares, transmitir emociones y una exquisitez desenfadada que recrea un mundo dulce y bohemio. Se trata de producciones exclusivas, seguidas con esmero y cariño para lograr prendas únicas y especiales envueltas en una agradable armonía.

Bajo estos principios, en Búho producimos principalmente en España, aunque también en Portugal y Francia, para controlar la calidad de la confección y como una apuesta por lo nuestro, por el comercio local y sostenible.

Moda infantil de búho